Según afirma hoy una nota del periodista Marcelo Bonelli para el diario Clarín, el FMI no piensa realizar un nuevo desembolso hasta que en la Argentina no haya "un nuevo presidente".

"El Fondo Monetario recién evaluará enviar el crucial dinero pendiente después de las elecciones de octubre. La cúpula del FMI adoptó todas las medidas burocráticas posibles para estirar al máximo los plazos y negociar el giro de divisas con quien gane el 27. En Washington consideran que ese día Alberto Fernández será el nuevo Presidente", afirma Bonelli en la nota.

Esta gravísima decisión pondra en "máximo estrés" la economía argentina. Según sostiene Bonelli: "la economía necesita antes de fin de año 7.000 millones de dólares frescos para cerrar sus precarias cuentas. Ahora en Wall Street los informes confidenciales del JP Morgan, Merrill Lynch y Moody’s advierten a sus clientes sobre un eventual default"

Si bien el ministro Lacunza tenia pautado un encuentro con la cúpula del Fondo el 24 de septiembre, el periodista de Clarín afirma que "el FMI no va a anunciar la postergación del giro, pero va hacer todo lo necesario para la estirar los plazos y negociar con el presidente electo"

Según sostienen desde Clarin, "Alejandro Werner-Roberto Cardarelli endurecieron su posición y elaboraron un informe crítico sobre la Argentina. Lo hacen para cubrir su co-responsabilidad con la actual crisis argentina. La nueva posición de ambos fortaleció a los directores más duros del Fondo."

 

Fuente: Clarín