Según consigna hoy el sitio Info135, tras la derrota en las PASO, el presidente Mauricio Macri cambió de idea y propone postular al juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, para que ocupe el juzgado federal N° 1 de La Plata que tiene la competencia para controlar las elecciones en la Provincia.

Apenas hace dos meses, a mediados de junio, el Ejecutivo envió el pliego al Senado de la Nación para ocupar ese juzgado vacante y no eligió a Ramos Padilla, quien era el mejor puntuado para ese cargo, sino a otro de los candidatos: el secretario de la Sala I de la Cámara Federal de la Plata, Laureano Durán. Sin embargo, la dura derrota sufrida el domingo hizo cambiar de idea al gobierno que analiza retirar ese pliego y enviar uno con el nombre de Ramos Padilla si pierde nuevamente en las elecciones de octubre, según confiaron fuentes legislativas.

Con esta movida, Macri busca correr a Ramos Padilla de la causa de megaespionaje que se tramita en Dolores, en la que están imputados el fiscal Carlos Stornelli, el falso abogado Marcelo Dalessio, el periodista Daniel Santoro y que salpica al gobierno. Para el Presidente esa causa es un dolor de cabeza y teme por lo que pueda pasar cuando él deje el poder.

El juzgado con competencia electoral en la provincia de Buenos Aires es un cargo codiciado que quedó vacante en 2014 tras la muerte del juez Manuel Blanco, quien ocupaba ese sitio desde la vuelta de la democracia. Fue subrogado en ese momento por Durán -el candidato de Macri hasta ahora- hasta que la Corte Suprema declaró la inconstitucionalidad de la ley de subrogancias, mientras que en 2017, ante la cercanía de las elecciones, Cambiemos nombró allí al juez Juan Manuel Culotta, quien finalmente tras el proceso electoral terminó renunciando.

Ahora, ese juzgado está a cargo del magistrado Adolfo Ziulu como subrogante. Ziulu fue quien peleó para que las causas de “aportantes truchos” en las que está acusada la gobernadora María Eugenia Vidal pasaran del fuero penal al fuero electoral, donde las penas son mucho menores. Y lo logró.

En el proceso de selección en el Consejo de la Magistratura, Ramos Padilla quedó en primer lugar para ocupar el juzgado electoral. Segundo se ubicó Jorge Di Lorenzo, secretario letrado el Juzgado Federal número 3 de La Plata, y tercero Durán. Sin embargo, Macri eligió a Durán con el único objetivo de obturar la llegada de Ramos Padilla a ese lugar clave. Según la Constitución, el Presidente tiene la facultad de elegir al candidato entre los tres primeros del concurso y luego es el Senado quien decide si le da su aval o no. Hasta ahora no trató el pliego de Durán, por lo que el Ejecutivo está en condiciones de retirarlo.

 

 

Fuente: Info135