Martín Lousteau, acaso la cara del radicalismo porteño, largó la campaña electoral y volvió a remarcar sus profundas diferencias con el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

“El 2018 fue el peor año desde 2002, en inflación, aumento de la pobreza, caída de la actividad económica, pero sobre todo emocionalmente: otra vez sopa. La palabra para describir dónde está Argentina es fragilidad. En lugar analizar porque en Argentina no crecemos, estamos viendo como lidiamos con la superficie del problema, que es la elección de este año y que no va a solucionar nada”, declaró en una entrevista a Clarín.

 El líder del bloque Evolución se diferenció de Cambiemos y afirmó: “Salvo que Cambiemos entienda este problema y se amplíe, y convoqué a los que no estamos pero tenemos coincidencias en algunas cosas y diferencias en otras. Decir, voy a ganar y voy a gobernar mejor y voy a ser mas amplio, sin preocuparse por la otra visión. Eso te evitaría los temores de hacia donde va la Argentina, daría una señal local y externa muy buena y te evitaría las incertidumbres financieras”. 

Después de grandes diferencias, en agosto de 2018, las autoridades del PRO, la UCR y la Coalición Cívica firmaron un acuerdo para constituir la alianza Cambiemos en Capital Federal. En relación a esto, aseguró: “No hubo Cambiemos porque al PRO no quiso y el año pasado dijo que le interesaba constituirlo. Los partidos se sentaron a armar una junta promotora de Cambiemos. Eso quedó ahí, pero una de las cosas que hizo el Jefe de Gobierno es sacar una ley donde ahora puede decidir si las elecciones van juntas o separadas, si usa o no boleta electrónica. Todo como si fuera un caudillo de la Argentina profunda hace 30 años”.

Además, el exembajador en Estados Unidos aseguró que “le encantaría” ser jefe de gobierno porteño. “Hay obras que son interesantes, alguna que tiene que ver con el tránsito, pero después no veo aciertos en la política de seguridad, veo mucho desdén con la educación pública, no veo compromiso con la salud pública. Creo que Rodríguez Larreta es un buen gestor pero con prioridades distintas de las que tenemos nosotros”, dijo.  

 

Fuente: Nueva Ciudad