Nuevamente, Laura Alonso fue cuestionado por su falta de imparcialidad en su rol de titular de la Oficina Anticorrupción (OA).

La funcionaria es querellante en una causa, y la defensa pidió apartarla de la causa por su imparcialidad tras haber declarado públicamente su amor por Mauricio Macri. 

La recusación llegó por parte de la defensa del financista Federico Elaskar.

"La figura como titular de Laura Alonso no reúne los mínimos requisitos para representar a la OA en este debate", señaló el abogado en el documento presentado.

Además sostuvo que la funcionaria es militante del PRO y "públicamente se manifestó enamorada del Presidente de la República".

"Más allá de la simpatía que a uno le genera que la gente se enamore de una persona que está en el ejercicio de control del Gobierno actual no puede tener una manifestación pública en la que se refiera a su jefe en estos términos", enfatizó el abogado.

En el año 2013, durante una entrevista a Revista Noticias Laura Alonso confesó: "Yo agradezco conocer a Mauricio. Tuvo la confianza de darme un lugar y de abrirme un montón de puertas y respaldarme cuando tuvo que hacerlo y de discutir en privado conmigo cuando tuvimos diferencias. Siempre con respeto, nunca un maltrato. La verdad es que para mí es un tipo bárbaro. Si no estuviera casado él ni comprometida yo, hasta me enamoraría de Macri".

Dos años después, ella fue nombrada al frente de la Oficina Anticorrupción. Se trata del organismo de analizar y denunciar posibles delitos en el Estado, pero la funcionaria decidió no avanzar en denuncias contra la actual administración.  
 

 

Fuente: Política Argentina