La influencer australiana Amber Luke tiene todo el cuerpo tatuado. La joven de 24 años gastó más de USD 260 mil en aproximadamente 200 tatuajes, modificaciones corporales y todo tipo de piercings.

 

 

Sin embargo, su amor por ese tipo de arte llegó más lejos de los esperado cuando quedó ciega temporalmente por teñirse los ojos de color azul.

El procedimiento, según ella misma reveló en una entrevista televisiva, duró aproximadamente 40 minutos y fue el “más doloroso” al que se sometió.

“Una vez que la tinta penetró mi globo ocular sentí que el tatuador agarró 10 fragmentos de vidrio y los hubiera frotado en mi rostro”, declaró la influencer.

Además, la joven contó en sus redes sociales que realizaron el proceso cuatro veces en cada ojo: “Desafortunadamente mi artista se metió demasiado en mi globo ocular. Si el procedimiento se realiza correctamente se supone que no debes de quedar ciega en absoluto. Quedé ciega tres semanas. Fue muy brutal”.

Luke también tiene otras cirugías como prótesis en los gluteos, senos, relleno en los labios y pómulos.

Tras pasar por una severa depresión que le fue diagnosticada a los 15 años, la joven comenzó a realizar modificaciones en su cuerpo. Incluso contó que tuvo varios intentos de suicidio antes de aprender a amarse a sí misma.

Su primer tatuaje fue a los 16 años de edad. “Una vez que la aguja penetró mi piel, me sentí como en casa”, recordó.

Fuente: Radio Mitre