Nico Vázquez y su mujer, Gimena Accardi, estaban alojados en un departamento del edificio de Miami que colapsó este jueves por la madrugada. En el derrumbe murió una persona y 10 más sufrieron heridas, y el actor afirmó que aún "hay gente desaparecida" y que ellos mismos estuvieron "cerca de no contarlo".

"La verdad es que seguimos en shock, hay gente desaparecida, hay gente muerta y esto continua para muchos seres queridos que van a tener que sufrir esa pérdida. La verdad es que lo que vivimos con Gime fue un momento muy fuerte", afirmó Vázquez en un audio enviado a una señal de noticias.

"Volvíamos de cenar. Estacioné el auto como siempre, en la cochera, y escuchamos un ruido muy fuerte pero no llegamos a entender que pasaba. Luego de seis o siete segundos subimos al ascensor, y se movió cuando estaba parando en el lobby del edificio", relató el actor.

"En ese momento arrancó una polvareda muy fuerte, un estruendo muy fuerte. No entendíamos que pasaba, si era un tornado, un ataque... era lo más parecido a una película, y empezamos a correr junto a unas personas que estaban desbordados por los nervios, pero no eran muchos", continuó.

Una vez en la calle, y todavía en estado de shock, la pareja miró a su alrededor y fue Accardi la primera en reaccionar: "Recién al salir entendimos que se había caído parte de lo que era el estacionamiento con muchos autos hundidos, las alarmas sonando, y Gime me hace dar cuenta de lo cerca que habíamos estado de no contarla".

"Luego pasan entre dos o tres minutos de no entender bien, en estado de shock, y ahí le digo a Gime y a la gente, que estaba muy nerviosa, que cruzáramos y se escucha un estruendo imposible de relatar, nunca habíamos escuchado algo así en nuestra vida", recordó el actor.

Vázquez aseguró que la escena "es lo que se vio en las imágenes" difundidas del derrumbe y agregó que él y Accardi no lograron ser "muy conscientes de lo que estaba pasando porque había una nube de polvo tan grande y por el ruido" que les impedía ver y escuchar bien.