La Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y la Confederación General del Trabajo (CGT) brindaron una conferencia de prensa en la que repudiaron a la “Gestapo” macrista y anunciaron que se presentarán como querellantes ante la justicia nacional y que denunciarán el caso en la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El movimiento obrero se mostró unido y adelantó que impulsará la denuncia presentada esta semana por la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, ante la justicia federal de La Plata luego de que encontrara en ese organismo un disco que contenía una grabación en la que funcionarios del Gobierno de María Eugenia Vidal orquestaban el armado de causas a organizaciones sindicales.

“Esto no puede quedar impune, no puede pasar como un hecho de menor importancia en un país que conoció y tiene todavía las cicatrices del terrorismo de estado”, agregó Yasky, quien agregó que harán la denuncia correspondiente ante la Organización Internacional de Trabajo (OIT).

Por otro lado, Pablo Moyano, uno de los tres titulares de la CGT, consideró a la “Gestapo” macrista como una “vergüenza nacional” y comparó su accionar con el llevado a cabo durante la última dictadura militar: “La raíz política de esta derecha extrema viene de las raíces de la dictadura militar. Exigimos que la Justicia actúe de forma inmediata. Vamos a hacer todo lo que sea necesario".

De la conferencia también participaron, entre otros, Sergio Sassia; el secretario adjunto de SMATA, Mario Manrique; el secretario general de ATE Capital, Daniel Catalano; el secretario general de APA, Edgardo Llanos.