La regional porteña de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) manifestó su "más enérgico repudio" por los actos de vandalismo registrados el jueves contra la sede del Instituto Patria y las amenazas contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, y exigieron la realización de una "investigación pertinente" para esclarecer los hechos denunciados.

"La Regional CABA de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos expresa su más enérgico repudio a los actos de vandalismo contra el edifico del Instituto patria y las amenazas que se le profirieran a la vicepresidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner", sostuvo el comunicado del organismo.

Asimismo, señaló que "hemos visto en los últimos días ataques contra las instituciones y la democracia argentina" que "son producto del odio que el terrorismo de estado sembró en la Argentina y que nos costara 30 mil compañeros detenidos desaparecidos, quienes siguen presentes en nuestra memoria".

El Instituto Patria presentó una denuncia penal por la posible comisión de los delitos de "intimidación y amenazas de muerte" en "perjuicio de la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner", en un escrito en el que se detallan a demás daños "a la propiedad" e "incumplimiento de los deberes de los funcionarios".

La presentación da cuenta de que los hechos que sucedieron el jueves ante la presencia de efectivos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires y fue formulada por el abogado apoderado del Instituto Patria, Fernando Castiglioni.

Unas "diez personas irrumpieron en la vereda de la calle Rodríguez Peña 80, donde funciona el Instituto Patria y comenzaron a proferir violentas amenazas de muerte e intimidaciones en perjuicio de la vicepresidenta y de todos los integrantes de la institución", remarcó el letrado en su denuncia.

Y señaló: "La no actuación o actuación condescendiente de la Policía de la Ciudad con los agresores, que se reflejan en los videos que han sido difundidos por las redes, muestran las inmediaciones del Instituto Patria como si fuese una zona liberada".

El comunicado de la APDH expresó: "Continuaremos trabajando para que el Nunca Más siga siendo una realidad inquebrantable en la búsqueda de memoria, verdad y justicia".

El jueves, manifestantes que se identificaron como "autoconvocados" lanzaron basura y patearon las puertas de la sede del Instituto Patria mientras uno de ellos amenazaba de muerte en "la horca" a la vicepresidenta a través de un megáfono, frente a cuatro efectivos de la Policía de la Ciudad que observaban lo que sucedía, sin intervenir.

La protesta, que se extendió por más de una hora, en un momento llegó a cortar la calle sin que nadie la interrumpiera, con amenazas que se sucedían del tenor de "Te vamos a ahorcar acá, delante del Instituto Patria y, si no, delante del Senado", que fueron realizadas por la persona que portaba el megáfono y que parecía liderar la manifestación.

Las frases proferidas llamaban a que las "fuerzas armadas se definan" y proponían "buscar con ametralladoras para liquidarlos en el momento y ahorcarlos", en referencia a los partidarios del kirchnerismo, en una sucesión de amenazas de muerte que fueron grabadas en video por un periodista que pasaba por el lugar.

Las amenazas de muerte contra la vicepresidenta, que desde hace varios años tiene oficinas en el Instituto Patria, se sumaron al ataque a piedrazos contra los ventanales de su despacho en el Senado de la Nación del 10 de marzo y a un episodio previo contra la sede del kirchnerismo de la calle Rodríguez Peña, en junio de 2021, mientras que el símbolo de la horca ya apareció en varias marchas opositoras de fuerte contenido antikirchnerista.

Fuente: Telam