La policía reprimió manifestantes en las inmediaciones del Congreso de la Nación, durante el tratamiento de la Ley Bases. En ese contexto, manifestantes y diputados sufrieron ataques con gases lacrimógenos y debieron ser atendidos.

Los uniformados, que realizaban un doble cordón para rodear el edificio parlamentario, arrojaron gases lacrimógenos contra los manifestantes en la intersección de las avenidas Callao y Rivadavia, donde se produjeron forcejeos.

Hasta el momento, 5 diputados de Unión por la Patria fueron trasladados al hospital Santa Lucia, luego de la represión que sufrieran con gas pimienta.

La diputada Cecilia Moreau expresó al respecto: «El diputado (Carlos) Castagneto apenas podía respirar. Empezamos a caminar hacia la Plaza y la policía y gendarmería comenzó a rodearnos y a reprimir. Es un día muy triste para la democracia. Parece que quieren declararle la guerra al pueblo argentino».