El periodista dedicó el premio a todos los periodistas que buscan la verdad “en un momento en el que la verdad está muy devaluada”. “Están devaluados los periodistas también: tres de cada cuatro ganan menos de la canasta de pobreza. Y esa pobreza también está lamentablemente en la práctica del periodismo, porque buscamos la verdad, investigamos, estudiamos -como decía Fernández Díaz- trabajamos... Pero hay algunos que en una semana en la que votan una ley con una senadora comprada para saquear al país y en la que se llevan presas 30 personas por protestar, 16 de ellas todavía presas hoy, presos políticos, eligen mirar para otro lado”, sentenció. “A ellos, y a los que justifican todo eso, vergüenza