Con 295 camas de CTI para pacientes con COVID-19 ocupadas, el sistema de salud ingresó ayer en una zona roja, de acuerdo a la referencia que utiliza el Grupo Asesor Científico Honorario (GACH).

En su reporte diario, la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva (SUMI) notificó que hay un 35,6% de ocupación de camas para pacientes con coronavirus, o lo que es lo mismo, 295 pacientes infectados utilizan una de las 827 plazas de CTI dispuestas en hospitales y mutualistas de todo el país.

De esta manera, el sistema de camas de terapia intensiva para pacientes contagiados con el virus se ubica por primera vez en zona roja. Esto, de acuerdo a los lineamientos marcados por el GACH que establecen que si la ocupación de camas de CTI supera el 35% del total de plazas disponibles, se ingresa en esta fase. De hecho, en una proyección del gremio de los intensivistas, se estimaba alcanzar este guarismo mañana.