Tras ser elegido como legislador porteño en las elecciones legislativas, Roberto García Moritán visitó "Polémica en el bar" (América), donde Flavio Azzaro protagonizo un tenso cruce con el marido de Pampita.

“Discúlpeme marido de Pampita, le hago una consulta.. ¡Pero es el marido de Pampita! ¡Es un elogio que te digan marido de Pampita!”, exclamó Azzaro ante las críticas de sus pares.

“Le iba a preguntar al marido de Pampita a qué se dedica porque si es economista es un desastre porque dijo que el dólar iba a llegar a 400 pesos”, dijo. “Las únicas veces que vi que te subieron a Twitter en notas fueron las veces que me put….. a mí, y ahora veo que te viniste preparado”, le respondió García Moritán.

A continuación el legislador electo se levantó y fue a una de las cámaras a enviar un mensaje a los televidentes. “Por favor, subanle notas porque sino, pobre, tiene que put….. cuando no estoy. Ahora por lo menos me lo dice de frente. Tiene que hablar de mí, de mi familia, porque si no, no lo levanta nadie”, señaló, ante los gritos de fondo de Azzaro.

“¡Andá a jugar con el ex de tu mujer al fútbol, bol…! ¡Vergüenza te tiene que dar! ¡Si no sabía que venías! ¿Qué te pensás, que sabíamos que venías vos? ¡No te conoce nadie, mostro! ¡Sos el marido de Pampita! ¡Nada más! ¡El día que te deje Pampita, te ponés un maxikiosco!”, dijo Azzaro, más exaltado de lo común.

“¡Horrible que lo traten a los invitados así!”, dijo Moritán, antes de que Marcela Tauro le señalara a su compañero que estuvo mal al referirse al legislador como “el marido de Pampita”.

“Sos un maleducado, pero me llena de orgullo, olvídate. Lo sos por tu forma de hablar, por tu forma de pensar. Sos una persona que está poco educada, muy poco educada, pero mal no te va, dentro de todo. Por tu capacidad no te va mal”, le señaló Roberto García Moritán a Flavio Azzaro, en referencia a su estilo.

García Moritán lamentó el trato recibido en el programa, y Mariano Iúdica se disculpó en nombre de su compañero para tranquilizarlo. Una vez calmados los ánimos, se pudo retomar la discusión exclusivamente en el terreno político y económico.