Un producto típico de las parrillas argentinas dejará de comercializarse.

Desde el 1ero de enero de 2019, ya no se distribuirá más asado de ternera.

La decisión fue tomada por la Secretaria de Agroindustria quien estableció un nuevo sistema de clasificación de productos, comenzará a regir un nuevo sistema de tipificación de hacienda y reses bovinas que elimina esa categoría para la faena.

En lugar del asado de ternera habrá vaquillona o el novillito liviano.

Desde ahora se considera carne de ternera al animal que, con hueso, pese al menos 230 kilos. En tanto, las vaquillonas o novillos livianos llegan a pesar 390 kilos. De esta forma, desde enero de 2019, se sumará como parámetro el peso de la res para catalogar la hacienda la dentición del ganado.

Con este sistema se intenta desmitificar que la calidad de un corte de carne bovina esté relacionado con la necesidad de sacrificar a un ejemplar de muy corta edad.

 

Fuente: Radio Mitre