Luciana, de 26 años, sabía que la discusión podía tomar otro color y convertirse en un peligro para su vida, por eso ocultó un teléfono y grabó todo lo que ocurría. De esa forma pudo documentar la violencia de su pareja.

Esto ocurrió en Goiania el 14 de diciembre pero solo ahora las imágenes se viralizaron.

"Deja de golpearme" le pide, "Vas a matarme": sin embargo estas palabras no fueron suficientes para detener a Junqueira que la acusaba de mentirosa.

Lo indignante es que a pesar de que la joven llevó estas imágenes a la Justicia, al agresor no se lo detuvo y solo se le impusieron algunas "medidas precautorias", como evitar el contacto con Luciana.

 

Fuente: DiarioRegistrado