Un nuevo capítulo en la guerra entre Romina Gaetani contra Facundo Arana y su esposa, María Susini. El año pasado, la actriz había acusado a su colega por “violencia verbal” cuando eran compañeros de la novela Noche y Día. Luego, con sus respectivos abogados se reunieron para poner paños fríos al escándalo.

Pero, Gaetani volvió a recordar su enfrentamiento con Arana en una entrevista con Socios del espectáculo (El Trece) desde Carlos Paz, donde está participando en la comedia Un plan perfecto. Durante su reflexión, cuestionó a Susini por haber salido a defender a su marido. Al enterarse de estos dichos, la modelo expresó su enojo en una charla con el mismo programa desde Mar del Plata, donde acompaña a su pareja que está haciendo la obra Los 39 escalones.

“Cuando alguien quiere prensa, quiere acomodar su cerebro, son problemas de otras personas. Es como que yo ahora salga a decir que vos me maltrataste. Acá no hay algo. Esto es un gran acomodo de un cerebro, que se acomode ella y que no se meta más con quien no se lo merece”, aseguró María muy molesta.

Más tarde, a la salida del teatro, Gaetani le respondió a Susini en el ciclo de El Trece: “En ningún momento le pediría empatía a ella. ¿Por qué ponemos a las mujeres a discutir? ¿Por qué no le ponen el micrófono a ellos? Nunca salí a hablar de esto porque nunca me dolió lo que pasó con Facundo. Yo conté mi verdad, nada más, que es que lo sentí violento”.

“No sé qué quiere decir con eso de acomodar mi cerebro. Me remite a algo como: ‘Che, sabés que no la pasé bien con este tipo’. Y yo ahí te conteste: ‘Vos no estás muy bien de la cabeza’”, ejemplificó la actriz. Luego, aclaró: “Yo nunca salí a hablar de esto porque nunca me dolió lo que sucedió con Facundo. Con la insistencia de las preguntas sobre el posteo, bueno, ahí dije yo una verdad que sucedió acá mismo en Carlos Paz en una fiesta con palabras desagradables que él me dijo al oído. Eso sí lo sentí violento”.

Además, la cantante aseguró que siempre “atacan” a las mujeres quieran alzar la voz. Y se mostró sorprendida porque la modelo pidió que le preguntaran por el caso de Lucila Righi, la joven que denunció haber sido abusada por su padre Oscar Righi. El ex guitarrista de Bersuit Vergarabat había tenido un noviazgo con Romina, pero luego se separaron.

“Me parece violento que se haya metido con una niña que fue abusada y que no tiene nada que ver conmigo. Me quiso tirar una piedra a mí, pero hablar de una menor en esa situación no está bien”, aseguró Romina. “A mí no me da vergüenza si estuve con un hombre que pudo haber sido chorro, asesino, violento o abusador. Yo me hago cargo porque sé lo que es estar del otro lado. En su momento me asesoré con abogada con perspectiva de género y de cómo acompañar a la familia de un ex”, agregó.

También manifestó que en ese momento optó por no salir a hablar porque consideró que era lo mejor para todos. “Lo hice en un ámbito privado, no salí a hablar en un ambiente público porque tengo mucha más información por haber estado del lado de adentro. Tengo información de ambas partes, sé más de lo que se pudo haber publicado y no me corresponde a mí a cinco años de estar separada de ese hombre, de no ver más a Lucila”, explicó.

Por último, Romina aclaró: “Acompañé a esa familia de ambas partes de toda manera posible, pedí apoyo de abogadas con perspectiva de género para yo misma tener contención de saber cómo contener a una chica que está comunicando eso, a la familia y a un ex en general. Hasta donde pude, puse el cuerpo y después me corresponde separarme porque no es mi vida, es parte de mi pasado”.