La diputada por Santa Fe Amalia Granata repudió la liberación de detenidos con la excusa de la propagación de coronavirus en los penales y sentenció: “Con esta medida las ‘personas de riesgo’ hoy somos nosotros en nuestras casas encerrados con pánico que estos delincuentes ingresen y nos maten”.

Además, apuntó en duros términos contra el juez de la Cámara de Casación Penal, Víctor Violini,que justificó el otorgamiento de arresto domiciliario a un preso de 67 años condenado por haber violado a una niña.

En diálogo con el programa ultramacrista "LAM", la diputada cuestionó la medida del juez y arremetió: “No puedo entender que los presos tengan celulares, así organizan los motines”.

“Cuando hablan todo el tiempo en los medios de personas de riesgo, hoy la verdad las personas de riesgo somos nosotros. Adentro de nuestras propias cosas. Porque yo a partir de que sucedió esto todas las noches estoy con una paranoia, que paso a mitad de la noche a ver si todas las ventanas están cerradas, todas las puertas cerradas, porque tengo pánico de que esta gente entre a mi casa“, expresó Granata.

Sobre la prisión domiciliaria que se les otorgó a muchos presos, la diputada remarcó contundente: "Por qué yo que soy una persona que trabajo desde los 18 años, que pago mis impuestos, vivo decentemente, tengo que vivir adentro de mi casa, cumpliendo con lo que el Estado me dice, con miedo, ¿por qué?".

Granata también contó como lleva a cuarentena y reveló que su hijo se tapa las orejas para no escucharla.

 

Amalia Granata contó cómo enfrenta la #Cuarentena con sus hijos