Sin dudas, María Becerra está pasando por el mejor momento de su corta carrera musical. A sus 21 años, fue una de las grandes protagonistas del festival América Rockstars que tuvo lugar en Punta del Este y que reúne a los agentes de cambio. “Tenía la esperanza de que esto algún día pasara”, le confesó a Darío Barassi, anfitrión del evento, entre aplausos y la gran ovación del público.

Y cuando el conductor del Trece le preguntó si creía que iba a saltar a la fama en tan poco tiempo, respondió: “No te voy a mentir, me tenía fe. Sabía en el fondo iba llegar mi momento, a pesar de las inseguridades. Cuando estaba en casa escribiendo sola y pensaba quién iba a escuchar esto. Encima escribía en inglés, no sé hablar bien entonces lo traducía como podría, me creía Shakira. Mostré mi trabajo, y me dijeron por qué lo hacía en otro idioma, ahí lo cambié al español”. 

Becerra acumula más 6 millones de seguidores solamente en Instagram y es actualmente la argentina más escuchada del planeta, por encima de Lali Espósito y Tini Stoessel, por ejemplo. “Voy a ser famosa, eso se lo repetía a mi madre. Hay grabaciones de chica mirando a la cámara diciendo que sería famosa, hay material bailando, cantando”, contó la también influencer, que se hizo famosa por subir videos a su cuenta de Facebook y YouTube desde su casa en Quilmes.

Pero en las últimas horas, la cantante fue la gran protagonista de un verdadero escándalo, luego de que su representante y algunos custodios empujaran a un periodista tras negarle una entrevista. "Odia a los periodistas argentinos", señalaron en Los Ángeles a la mañana antes de brindar detalles sobre el violento episodio que había sufrido el colega en Uruguay en manos del entorno de Becerra. "Ella odia a la prensa argentina y pidió que no se le acerquen bajo ningún punto de vista", agregaron.

La encargada de dar esta información fue Yanina Latorre, quien además sumó que fue el propio representante de la cantante quien le reveló que la flamante artista no quiere atender a los medios argentinos. "Le dio notas hasta al canal del automovil club uruguayo, pero a los argentinos a nadie. ¡Es verdad! Salió online para la televisión uruguaya. Acá está la diferencia entre una estrella y una chica que no sé quién se cree", sostuvo la panelista. 

El periodista uruguayo Pablo Cayafa describió el tenso momento que vivió su colega, Gustavo Descalzi, al ser testigo presencial del hecho: "María dio notas para medios con bajo perfil, con todo respeto, y evitó la prensa argentina. Nosotros nos acercamos con mucho respeto para preguntarle por el evento y la gente de seguridad sacó al periodista (Gustavo) Descalzi con mucha violencia y tensión. Fue una situación muy incómoda y María siguió de largo, ni se inmutó", contó.

Según explicó, en el lugar solo habían tres periodistas que fueron ignoradas, y uno de ellos golpeado por el entorno de Becerra. "A mí me dicen que fue el mánager (el que empujó a Descalza). Por ahí no es la culpa de ella y es del representante, pero decir 'odio a la prensa argentina' es un montón", detalló Latorre, a lo que el notero continuó: “La gente de seguridad lo agarra a Descalzi, lo alejan de María Becerra y lo tiran y lo sujetan contra un sillón".

Cayafa sostuvo que en Uruguay están "con muchas ganas de entrevistar" a Becerra debido al enorme crecimiento que tuvo en tan poco tiempo. "Sin dudas es la chica del momento, en el último año es impresionante lo que creció su carrera musical, la repercusión internacional. Teníamos ganas de preguntarle por todo este crecimiento que ha tenido, del último tema que había sacado junto a su novio, pero ella no quiso hablar con prensa de medios argentinos”, sentenció. 

Fuente: Big Bang News