Daniel “La Tota” Santillán fue internado de urgencia en el Sanatorio Güemes, a causa de un cuadro depresivo.

El hecho fue dado a conocer por el periodista Luis Ventura: "Yo lo ví mal el sábado, con crisis psiquiátrica. Entonces su hija lo internó. Estaba muy deprimido", contó.

Luego, el periodista detalló que existió un confuso episodio entre Daniela, una de las hijas del conductor, y su abogada, Soledad López. "Tuvieron una gran discusión. La abogada dice que no se justifica la internación. Empezaron los golpes y violencia. Es una situación dramática".

La Tota, en las próximas horas, sería trasladado a una clínica en Luján, donde anteriormente fue atendido.

"El cruce comienza en la casa de La Tota en Castelar. La Toma sufre un cuadro de depresión y bipolaridad. Él estaba muy deprimido porque quería ver a sus hijas pequeñas. Ahí tiene una discusión con su hija Daniela. En la guardia pasan los golpes con la abogada. La Tota la llamó en el viaje. Al encontrarse Daniela le pegó a la abogada, amiga de Daniel", relató el cronista del ciclo.

En diálogo con el programa de Karina Mazzocco, la abogada del conductor, Soledad López, brindó su opinión sobre el difícil momento que atraviesa quien fuera el presentador oficial de El Potro Rodrigo Bueno en sus años de mayor popularidad.

"La Tota no tiene contacto con sus hijos mayores. Ellos solo aparecen cuando algún amigo los llama porque la Tota sufre algún episodio", aclaró la letrada. "La Tota tiene amigos que lo quiere mucho y ellos te van a decir que no tiene contacto con sus hijos. Cada vez que lo van a internar, llegan a la casa y le sacan todo. Él está presionado porque siente que los hijos lo van a internar. Él ayer estaba bien. Y la hija atrás gritaba para que lo internen", expresó.

Sobre el cuadro del conductor, remarcó: "Tiene una depresión que se agudizó porque tuvo una discusión con la hija. Él el año pasado juntó para comprarse un auto que lo puso a nombre del hijo, que se lo quedó. Esto que él vive lo frustran mucho y lo meten en una depresión mayor. Él extraña mucho a sus hijas menores".

Fuente: El Litoral