En el marco de una nueva jornada del juicio por el crimen de Lucio Dupuy en La Pampa, llegó el turno de un testimonio que podría resultar clave. Se trata de un hombre que declaró como testigo, ya que se trata de la persona que llevó al nene de cinco años al hospital luego de que la madre, la acusada Abigail Páez, lo acercara a un puesto sanitario en la ciudad de Santa Rosa. En ese momento, el hombre intentó hacerle ejercicio de reanimación cardiopulmonar (RCP).

El hombre se cruzó a Páez y el niño cuando aquel 26 de noviembre lo llevó a una posta sanitaria, la cual estaba cerrada, y por eso lo trasladó a Lucio y la ahora acusada de haberlo asesinado al Hospital Evita de Santa Rosa. En su declaración, el testigo recordó que él llevaba al niño en brazos dentro del vehículo y que intentó hacerle reanimación mediante ejercicios de RCP porque no respiraba, según NA.

Al llegar al nosocomio, notó que el nene tenía golpes en todo su cuerpo y ahí lo asistieron enfermeras que lo reanimaron, pero, al poco tiempo, falleció. Según dijo recordar el joven, cuando le preguntó a Páez sobre qué le había pasado al niño, ésta le dijo que habían ingresado a robar a la casa donde ella vivía con la mamá del nene, Magdalena Espósito Valenti, y que los delincuentes fueron quienes lo habían golpeado a Lucio.

Esa versión ya quedó desacreditada en la investigación porque el forense detectó que Lucio no sólo tenía lesiones recientes, sino también de vieja data, algo que complicó la situación penal de la madre y la novia de ella. Este viernes también declararon otros dos vecinos, uno de los cuales dijo que había escuchado música en volumen muy alto desde la vivienda de las imputadas, por lo que la acusación cree que eso fue para evitar los gritos del niño cuando recibía golpes.

El otro hombre dijo que al menos en dos ocasiones había visto al niño con golpes en su cuerpo y que una de las veces tenía una marca en su rostro como evidencia de haber sido víctima de múltiples golpes. Como parte de la ronda de declaraciones de testigos, también lo hicieron dos policías.

Para la semana próxima se prevé la declaración de Juan Carlos Toulouse, quien hizo la autopsia del cuerpo del menor y detectó golpes recientes y de vieja data, a partir de los cuales se sospechó que Espósito Valenti y Páez venían maltratando, torturando y, en algunas ocasiones, abusando sexualmente del niño.