A tres años de ser suspendido, tras haberse negado a detener a Pablo Moyano, el juez de Garantías de Avellaneda, Luis Carzoglio, contó que continúa con el 40% de sus haberes embargados. También recordó ese momento y declaró que el día que resolvió la causa desaparecieron sus celulares y amenazaron de muerte a su esposa e hijos.

También se refirió al rol de María Eugenia Vidal: “Es la responsable política de la gobernación de la Provincia de Buenos Aires, Conte Grand había trabajado con ella hace un tiempo”. También denunció la presión de los medios y aseguró que su caso se trata de un lawfare.