Roberto Navarro se refirió a la foto en la Quinta de Olivos del presidente Alberto Fernández en una reunión por el cumpleaños de Fabiola Yáñez que generó una catarata de operaciones mediáticas y fue aprovechada por la oposición para atacar al gobierno en medio de la pandemia por el coronavirus. 

En El Destape Radio, Navarro dio detalles sobre la polémica por la foto en Olivos:

Se está armando una novela con una foto en la Quinta de Olivos. Cuando uno indaga en qué pasó ese día ve que es solo eso: un momento. 

Cuando en El Destape publicamos las visitas de jueces y fiscales a Mauricio Macri, los periodistas macristas pidieron los listados de Alberto. Pero no encontraron jueces ni fiscales, ni periodistas que entraban una docena de veces, como antes lo hacían Jorge Lanata o Luis Majul. 

Después dijeron que había "fiestas sexuales" con Florencia Peña y se les pudrió. Después dijeron que había un chino que entraba y hacía negocios con el Estado, pero el chino solo había tenido contratos mínimos con el Estado nacional y tenía contratos grandes con Horacio Rodríguez Larreta. 

Y finalmente llegaron al día del cumpleaños de Fabiola. No había ni jueces ni fiscales. Pero la foto pegó en la gente. Y puede usarse para crear un relato. Dar la idea de que el presidente vivía de fiesta en fiesta. 

La foto sola, sin contexto, es difícil de interpretar. Todos nos preguntamos por qué el presidente hace fiestas y se saca fotos sin barbijo en cuarentena mientras nosotros estábamos encerrados. Si se arma la agenda de ese día de Alberto Fernández hubo un montón de reuniones con mucha gente. Porque la vida del presidente no es como nuestras vidas. No se gobierna por Zoom

Alberto gobernó en 2020 desde la Quinta de Olivos y el lugar se convirtió en una ciudad gobierno, con decenas de reuniones con 10 personas, 20 y 30 también. Inevitables para gobernar. Inevitables. 

Ese día Alberto estuvo hasta las 10 de la noche en una reunión con Leandro Santoro, Ricardo Forster y un montón de personas más. También estuvieron Carla Vizzotti, Vilma Ibarra, Elizabeth Gómez Alcorta, Cecilia Nicolini, Cecilia Todezca. Era una reunión sobre la comunicación de las mujeres del gobierno. Y eran muchas personas. Como se reunieron con muchas personas Macron, Merkel, Piñera y cualquier presidente. Cuando terminó la reunión Alberto pasó por la sala donde estaba Fabiola. No le espantó ver a 10 personas porque él vivía rodeado de gente. 

Si Alberto hubiera pensado que hacia algo malo no se sacaba fotos. No es un boludo, es el tipo que fue jefe de gabinete de Néstor 5 años y ahora fue elegido presidente de la Nación. Fue el que logró la unidad con los gobernadores, los sindicalistas, con Sergio Massa. 

Cuando Alberto llegó a la Quinta de Olivos, el ex presidente Macri había dejado un sistema de registro dividido en 5 y según quién lo pedía le daba uno distinto. Por eso cuando Poder Ciudadano se lo pidió, Macri le dio uno en el que no figuraban los fiscales Borisnky, Pleé,  ni Jorge Lanata ni Héctor Magnetto. Alberto ordenó hacer un listado único.

Si Alberto hubiera vivido de joda como se quiere hacer creer no hubiera transparentado el sistema de registros de visitas. Fabiola se juntó a cenar con 5 personas que trabajan en Olivos y 4 personas más. Se sacaron los barbijos para cenar y se sacaron una foto. Hay un video de ese brindis de unos segundos en que la cantan feliz cumple, que seguro mostraran antes de las elecciones.

Se está armando una novela de una foto. Y el que ponen de malo en la novela es el tipo que construyó los hospitales nuevos, armó las Unidades de terapia intensiva nuevas, consiguió los respiradores y millones de vacunas para todos y todas en esta pandemia. 

Estamos ante la representación máxima del sistema de manipulación pública que se armó en Argentina. 

Fuente: El Destape