Becerro, quien se desempeña como trabajadora social del nosocomio, contó que “el viernes comenzaron a circular listas de despidos en los grupos. Los compañeros que entraron al GDE (sistema de comunicación electrónica nacional) y se dieron cuenta de que tenían una notificación de cese de contrato”.

“Son despidos arbitrarios que se dan en un marco de muchas renuncias de profesionales, producto de la precarización laboral”, aseveró. En ese sentido, Becerra indicó: “El 85 por ciento está en condiciones de contratos precarios y, en los últimos dos meses, hubo descuentos indiscriminados”.

La delegada gremial explicó que “eso generó renuncias masivas en áreas sensibles, como pediatría y adolescencia. Hay despidos que son graves porque ponen en peligro el normal funcionamiento del hospital”.