El gobernador de la provincia de Buenos Aires (PBA), Axel Kicillof, dialogó con Radio Rivadavia, donde reconoció que "consiguieron millones de vacunas y se las transfirieron a la Nación para que las distribuyera".

Los dichos de Kicillof se dieron tras las afirmaciones del jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, de que las provincias pueden comprar vacunas contra el coronavirus y que éstas podían ser adquiridas por privados y provincias.

En otro fragmento de la entrevista radial, apuntó contra la oposición, sobre todo, contra la Ciudad de Buenos Aires. "La Capital Federal, bajo la conducción clarísima de Macri, hace un tiempo entró en una especie de campaña electoral salvaje. Se opusieron a las vacunas y a todo tipo de restricción", indicó Axel Kicillof. "Ellos quieren hacer campaña electoral y por eso se oponen a todo y así va a ser muy difícil", manifestó el gobernador bonaerense.

"Es una oposición rabiosa y despectiva con el presidente. Es algo muy peligroso. Se está jugando una batalla entre la vida y la muerte. Los dueños de las prepagas más importantes del país dicen por la tele que están desbordados", indicó el mandatario. "No vamos a entrar en provocaciones. La sociedad está esperando que quienes tenemos responsabilidad de Gobierno intentemos cuidar a la gente", añadió Kicillof. Acto seguido, expresó que la peor solución ante la pandemia «es buscar un conflicto permanente».