En desacuerdo con que la Ciudad mantenga las clases presenciales a pesar del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que promulgó la administración nacional, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, dijo que este “es el peor momento para disputar autonomía o federalismo”. Además, criticó el rol de la oposición en la pandemia e, incluso, puso en duda los métodos con los que se toman las decisiones en territorio porteño.

“Alberto [Fernández, el presidente de la Nación]; Carla [Vizzotti, la ministra de Salud] y toda la gente de Salud se reúnen con expertos del más altísimo nivel de la Argentina. En la Provincia también tengo un grupo de expertos, un comité científico y todos están de acuerdo, menos no sé quién”, comenzó Kicillof y agregó, en diálogo con Radio El Destape: “Porque no sé quién asesora ahí, nunca muestran un grupo de expertos tampoco, no hay una discusión, aparece gente de otra especialidad o rama diciendo que no hay que vacunarse, que está mal, que si se hace una cosa está mal y la contraria también. Lo único que hacen es aportar incertidumbre, dudas y angustia, cuando en un clima tan complicado hay que dar un poco de tranquilidad”.

El gobernador del Frente de Todos además hizo una enumeración sobre las dificultades que deben afrontar los argentinos a causa del Covid-19 y luego destacó: “A toda esa angustia que naturalmente la sociedad experimenta con algo tan extraordinario como esta pandemia se le agrega que hoy los padres, las madres y las familias tienen que ver si respetan un DNU o a una jurisdicción que ha decidido no tenerlo en cuenta. Esto es agregar incertidumbre o dudas cuando uno tiene que transmitir la mayor certeza sobre las decisiones que toma”.

Kicillof insistió en que la decisión del Presidente de ordenar que la educación continúe en formato virtual para evitar la suba de contagios de coronavirus es la correcta en tanto detalló que los estudios científicos prueban que es “una de las medidas más efectivas”.