El ministro bonaerense y dirigente de La Cámpora Andrés “Cuervo” Larroque se metió de lleno luego de varias semanas en la interna oficialista, aunque esta vez optó por bajar la tensión de sus últimas declaraciones. “Sin la unidad no se puede y con la unidad no alcanza”, estimó al ser consultado sobre los posicionamientos dentro del Frente de Todos, en el marco del encuentro con la militancia del Frente de Todos que se realizó en Chaco el sábado pasado y que contó con la presencia del presidente Alberto Fernández. 

Asimismo, se refirió a una mesa política entre albertistas y cristinistas y reveló: “Hay conversaciones permanentemente”, aseguró Larroque. “No quiero profundizar en lo que ya he sido claro, más allá de las buenas intenciones creo que es muy necesario que se resuelvan los problemas de fondo porque si no hay política social que alcance”, aseguró.

Durante una entrevista con Radio Provincia, el ministro de Desarrollo de la Comunidad del gobierno de Axel Kicillof habló además de la posibilidad de que la coalición oficialista llegue unida a las elecciones del 2023. Argumentó: “Lo que venimos planteando es cómo dotamos de sentido la unidad; no es una cuestión mágica que la simple reunión la pueda sostener, si nosotros no resolvemos los problemas de la gente”.
 

Por otro lado, afirmó: “Hay que alivianar las dificultades del conjunto de nuestra sociedad, sobre todo de los sectores más postergados. Después, en la situación en la que estamos, es muy difícil prever escenarios electorales y a mí no me gusta hacerlo”.

Larroque reconoció que hay una recuperación marcada de la economía pero citó a Cristina Kirchner y apuntó a la distribución del ingreso como una de las principales dificultades de la gestión.
 

Además, se refirió a los problemas económicos que se vive no sólo en el territorio bonaerense, sino en todo el país. “La situación es muy compleja, pero haciendo todos los esfuerzos aumentamos un 60% de todos los programas a los sectores más postergados en una situación muy completa del país y de la Provincia”, consideró.

Tras la aprobación del acuerdo con el FMI, Larroque fue el dirigente político más cercano a Cristina Kirchner que fue el más crítico de todos con respecto al rumbo económico del binomio Alberto Fernández-Martín Guzmán. Luego de dos meses, sus palabras dan muestras de una desescalada en la tensión.