En el marco de una reunión informativa en la Cámara de Diputados, Pfizer volvió a desmentir los dichos de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, al afirmar que en las negociaciones que ese laboratorio y la Argentina no hubo pedidos de coimas ni exigencias de intermediarios, como había afirmado la exfuncionaria de los gobiernos de Fernando De la Rúa y Mauricio Macri.

"En ningún momento hubo pedidos de pagos indebidos o exigencias de intermediarios", afirmó Nicolás Vaquer, gerente general de Pfizer Argentina, desmintiendo de ese modo las afirmaciones que hizo la presidenta del PRO, Patricia Bullrich.

Además, Vaquer afirmó, durante su exposición ante autoridades de la Cámara de Diputados y presidentes de bloque, que "se sigue avanzando en una negociación para un eventual acuerdo" para la compra de vacunas contra el coronavirus de ese laboratorio por parte del Estado nacional.

El gerente de Pfizer confirmó que el laboratorio está en "conversaciones con el Ministerio de Salud y la Secretaría Legal y Técnica" para la compra de vacunas contra el coronavirus por parte del Estado nacional.

En ese marco, aseveró que ese laboratorio "no tiene ningún interés en intervenir con los bienes del Estado" y sostuvo que "esto incluye bienes naturales, reservas del Banco Central, activos culturales".