La gobernadora sigue en silencio y no se solidarizó con las familias de Sandra y Rubén, los docentes fallecidos a raíz de una explosión por problemas en la conexión de gas en una escuala de la localidad de Moreno.

 

 

La misa por el eterno descanso de Sandra y Rubén, está convocada para esta tarde en la catedral de Moreno pero, María Eugenia Vidal, sigue sin dar el consuelo de sus familiares, amigos, compañeros de trabajo y docentes.

 

 

El obispo de Merlo-Moreno, Fernando Carlos Maletti, acompañado por el obispo auxiliar, Oscar Miñarro, celebrarán en la catedral Nuestra Señora del Rosario, de Moreno, una misa por los fallecidos.