Aunque parezca increíble, dado que rechazó diversos intentos de recusación e indagación en su contra de las partes acusadas, el juez Claudio Bonadio se autodenunció para que se investigue si él mismo manipuló la causa de los cuadernos del chofer Centeno para perjudicar a Cristina.

En un intento de vaciar de peso a las serias acusaciones que pesan en su contra respecto de direccionar causas y victimizarse, el juez federal piensa que diversos periodistas -como Jorge Fontevecchia, Carlos Pagni, Horacio Verbitsky, Romina Manguel o Diego Genoud- ayudan a través de notas u opiniones a la expresidenta.

Bonadio solicitó hoy que se investigue si él direccionó la causa conocida como "cuadernos de las coimas K", por las fotocopias e imágenes de presuntos escritos del chofer Oscar Centeno, y si existe una maniobra para apartarlo de esa investigación. Lo hizo en función de las declaraciones del dueño de Perfi ante Pagni en la señal televisiva de La Nación, la difusión de una foto suya en un almuerzo con el empresario Sebastián Ezkenazi y artículos de Genoud.

Según fuentes judiciales a las que accedió Infobae, el juez sostuvo que esas publicaciones "abonan el intento de funcionarios o dirigentes de la administración de Cristina Elisabet Fernández cuando buscan apartar al suscripto de la instrucción de la presente". El magistrado ordenó así la extracción de testimonios para que otro juez investigue lo que dijo Fontevecchia y las presuntas maniobras.

A raíz "del tenor de la documentación digital aportada por el diario La Nación, en la que se ve un reportaje al periodista Jorge  Fontevecchia por Carlos Pagni y en las que el primero habla de que tiene declaraciones de empresarios que le referenciaron que el suscripto detenía o condicionaba las declaraciones para que solo hablaran de cosas que pudieran perjudicar a Cristina Elisabet Fernández", justificó Bonadio su autodenuncia.

Además de las declaraciones del dueño de Perfil en un medio oficialista, como La Nación y a un periodista crítico del kirchnerismo, como Pagni, Bonadio también refiere a palabras de Fontevecchia en Radio Mitre, del Grupo Clarín, cuando "esos mismos conceptos los reproduce tanto en un reportaje que le diera al periodista Jorge Fernández Díaz" con, incluso,"gruesos errores de información y de juicio respecto a la causa" de los cuadernos.

"Sus afirmaciones un tanto temerarias no están solas y a modo de coro coinciden entre otros con las del periodista Horacio Verbitsky, quien en su página el 7 de octubre pasado publicó un artículo que bajo el título 'Moneda falsa' publica y editorializa sobre una foto en la que el suscripto aparece en una mesa con el empresario Sebastián Ezkenazi", completó Bonadio, en otra chicana a Fontevecchia y una referencia a uno de los fundadores de Página 12.

Además, el juez aseguró que "a partir de esa foto a la que no ubican en el tiempo distintos periodistas, por ejemplo, Carlos Pagni en su 'newsletter' o Romina Manguel en su cuenta de Twitter, ponen en duda que el grupo de la familia Ezkenazi no estuviera mencionado en los cuadernos redactados por Centeno y además sugieren que si existe tal 'amistad' el suscripto debería excusarse".

Y siguen las chicanas a los periodistas: "Tal información solo puede hacerse con un profundo desconocimiento del trámite a la causa a la cual el periodista alude, pero en la que deja trascender una inapropiada 'protección' al citado empresario".

Según Infobae, el juez también apuntó contra otro periodista especializado en judiciales, al afirmar que "en el portal www.revistacrisis.com y APU-www.agenciapacourondo.com, el periodista Diego Genoud arma una 'biografía' del suscripto con una cantidad de errores por centímetro cuadrado de papel difícil de igualar, pero que de todas maneras abonan el intento de funcionarios o dirigentes de la administración de Cristina Elisabet Fernández cuando buscan apartar al suscripto de la instrucción de la presente causa".

"Por todo lo expuesto es que habré de disponer que se extraigan testimonios de lo documentos citados a fin de que el Tribunal", dijo, que quede sorteado "investigue posibles maniobras irregulares o ilegales con el fin de apartar al suscripto de la presente instrucción".


Fuente: Política Argentina