El Gobierno de Mauricio Macri recién transita un verano lleno de cortes de luz y altas temperaturas pero no deja de pensar en los problemas que tendrá en el invierno. Lo que la semana pasada comenzó como un rumor terminó de confirmarse: el buque gasífero que Macri despidió en octubre de Bahía Blanca deberá volver este invierno.

El segundo día del 2019, el periodista Santiago Spaltaro de El Cronista reveló que el actual exsecretario de Energía Javier Iguacel convenció al Presidente de que el aumento de la producción de Vaca Muerta serviría para cubrir lo que Argentina gastaba en rentar a la empresa Excelerante. 

Pero nada será así, el error de cálculo del saliente funcionario fue grande y hoy el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) elaboró un informe de carácter técnico en el que advierte que sumadas todas las ofertas disponibles (la producción local, la importación de Bolivia, eventuales compras a Chile para el período invernal y el barco de Escobar) podrían faltar unos 5 MMm3/d para las centrales térmicas.

"Nuestro cliente (Enarsa) decidió que nuestro barco se fuera en octubre y cumplimos con esa decisión. Pero en el próximo invierno puede que ese mismo cliente requiera nuestro servicio. O que sean los generadores eléctricos quienes necesiten gas. Lo que vemos es que el sistema (energético) está reflejando que se va a necesitar gas importado a mediados de año y por eso volverá nuestro buque regasificador", afirmó en declaraciones al diario Clarín Gabriela Aguilar, gerente general de Excelerate, la empresa estadounidense dueña de los buques regasificadores.

Aguilar fue la encargada de confirmar el regreso del barco en este invierno, después de que en el mes de octubre Macri decidiera despedirlo celebrando "una victoria sobre el despilfarro y la mentira kirchnerista".

 

 

Fuente:Politica Argentina