El embajador argentino en España, Ramón Puerta, derrapó al hablar de la final de la Copa Libertadores de América entre River y Boca, que el domingo se jugará en España. Cometió una burrada histórica. 

El funcionario primero intentó justificar el fracaso rotundo del operativo de seguriad en las inmediaciones del Estadio Monumental de Nuñez.  "Cuando se dio el incidente en River, estábamos enfocados en el G-20, que salió muy bien y se planificó hace tiempo. Eso distrajo la mirada", lanzó en diálogo con el diario Olé. 

Sin embargo, hablando con el diario deportivo español AS, dejó un manto de sospecha:  "Es curioso lo que pasó. Una semana antes, Gremio entró al Monumental por la parte de atrás del estadio, que no hay nada. Pero, ¿por qué a Boca se lo hizo ingresar por una avenida que estaba plagada de aficionados de River?"

Acto seguido, arremetió contra Larreta: "La culpa fue del organismo de seguridad de la ciudad. Por eso dimitió su responsable. Fíjense que el coche de escolta de la Policía iba detrás del autobús y no delante, lo que sería lógico".

Puerta también defender que encuentro se termine disputando en España, país en el cual Mauricio Macri lo designó como embajador y disparó una frase que hizo enojar a muchos. 

"Dicen que San Martín, nuestro héroe máximo, era español. No estamos en un territorio tan, tan ajeno", arremetió sin tener en cuenta que el libertador argentino nació en Yapeyú, Provincia de Corrientes. 

Lejos de reflexionar, cerró: "A mí me hubiera gustado que se jugara donde había que jugar, pero miremos las cosas también con una visión de esta amplitud".

 

Fuente:Politica Argentina