“Cuando me enteré del acuerdo con el FMI sentí un vértigo espantoso, como si no hubiera pasado el tiempo. Cuando uno cumple determinada edad -yo tengo 78-, volver al 2001 es estar más joven. Volví a sentir la misma sensación de asco”.

La sinceridad y la espontaneidad son dos características que distinguen a Enrique Pinti a la hora de expresarse, ya sea respecto a cuestiones personales, laborales o vinculadas a la política. Esta entrevista que brindó al ciclo Data de Canal Metro no fue la excepción. Además de referirse al acuerdo con el FMI, brindó su opinión sobre el aumento de las tarifas y aseguró que tanto el gobierno de Mauricio Macri como el de Cristina Kirchner tienen un común denominador: “la soberbia”.

Al ser consultado por Rodolfo Barili, conductor del programa, si se sentaría a tomar un café con Macri, Pinti contestó: “No, porque sería como hablarle a una pared. Como defender a Perón con mi papá, o defender a la oligarquía con mi tío. Ellos hablan desde la convicción”.

En ese sentido, indicó: “Cuando (funcionarios del gobierno) dicen ‘dejen de hablar estupideces respecto a las tarifas’… ¿Cómo estupideces? Creen que la gente no quiere pagar, que somos una manga de caprichosos que queremos tener el gas abierto todo el día, las luces hasta en el inodoro y abrir las canillas hasta que se inunde el patio… Nos tratan como un pueblo derrochón y vago que no quiere trabajar y no está dispuesto a hacer un sacrificio”.

“Nos ponen como ejemplo las economías de guerra… ¿Cómo puede ser que tenemos que vivir como si nos hubieran bombardeado? La gente solo quiere tener un servicio que pueda pagar. Yo la puedo pagar gracias al público que me llenó la sala durante 30 años. Puedo tener unos ahorritos, lo pago, no tengo problemas”.

Mirá el video