Luego del anuncio de las nuevas medidas a las retenciones, Mauricio Macri remarcó la "garra" de los sectores agro y recordó que el impuesto a las exportaciones es "temporal" por lo que pidió hacer un "último esfuerzo" para sacar la economía adelante.

Durante la apertura de la Jornada Nacional Agropecuaria, de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), el mandatario volvió a calificar al impuesto a las exportaciones como "malísimo" y "perverso" y afirmó que es "lo contrario" a lo que el Gobierno quiere.

"En esta transición donde estamos trabajando con los gobernadores e intendentes, con toda la autoridad que tienen los sectores exportadores, tienen que estar sentados a la mesa y decir 'señores, queremos ver que se hagan las reformas estructurales, que el Estado se adapta a este modelo de país que todos queremos'", invitó el jefe de Estado.

Mirá el video aquí

 

Macri pide un país que deje de pensar que las PyMES son buenas y las grandes empresas malas

 

Por otro lado, atribuyó la situación de las pymes afectadas por las altas tasas de interés a "un Estado desequilibrado que se lleva toda la plata que hay y somete al flagelo de la inflación" al que, reconoció, el Gobierno no pudo "erradicar" porque primero "hay que erradicar el problema estructural". 

En este sentido, aseguró que "todos" quieren "un país que también deje de pensar en que las pymes son buenas y las grandes empresas son malas porque el país va a crecer si muchas de esas pymes se transforman en grandes empresas, si no no hay crecimiento".

"Lo que hay son buenos o malos empresarios, lo que hay son buenos o malos políticos, buenos o malos jueces y así en todos los órdenes de la vida", subrayó. 

Además, advirtió que "el mundo" le está "prestando atención" a la Argentina al tiempo que pidió que los argentinos demuestren que "aprendieron, crecieron"  y que no volverían a cometer "los mismos errores del pasado".

Fuente: mundoempresarial.com.ar