En el día de hoy sucedió algo completamente inesperado. Al presentar su informe de gestión en el Congreso, el Jefe de Gabinete Marcos Peña defendió a Cristina Fernández de Kirchner por las escuchas sobre conversaciones privadas realizadas y filtradas sobre la ex mandataria.

 

Al ser consultado por este tema por los legisladores de la bancada del Frente de Izquiera, el Jefe de Gabinete respondió: "La violación de la intimidad que implica la filtración de escuchas judiciales que no guardan relación con el objeto de la investigación penal, es un hecho grave que debe ser investigado y juzgado de manera objetiva por el Poder Judicial de la Nación con absoluta independencia y autonomía".

"Se encuentra actualmente en el Honorable Congreso de la Nación un proyecto de ley en la misma dirección. De esta forma, si los representantes legislativos lo consideran, se le otorgará entidad legislativa al traspaso realizado a comienzos de la gestión", aseguró Marcos Peña.

"El control judicial durante la ejecución de una intervención de las comunicaciones es esencial para garantizar que no se afecte la intimidad de las personas más allá de lo necesario para cumplir el objetivo buscado en la solicitud, razón por la cual resulta imperioso que se consigne únicamente lo estrictamente necesario para los fines del proceso, y se prescinda de información personal sensible que resulte ajena a la investigación", finalizó.

Fuente: El Destape