El intendente de Vicente López, Jorge Macri, sumó un frente en la Justica federal en los últimos días. El primo del presidente Mauricio Macri quedó vinculado a un caso narco luego de que una investigación periodística publicara un contrato entre el intendente y una empresa vinculada al cartel de drogas de los Urabeños. Los voceros del funcionario aseguraron que el acuerdo comercial quedó trunco. En los tribunales federales, el fiscal del caso pidió al juez que incorpore la documentación a la causa, conocida como “Narco-Arroz”.

A fines de 2015, el caso reveló que este cartel colombiano se había instalado en la Argentina en 2012. El grupo liderado por los hermanos Triana Peña sacaba cocaína del país escondida en bolsas de arroz. Además, gracias al servicio de un abogado argentino, había montado una red de empresas para comercializar el “arroz blanco” y lavar el dinero producto del narcotráfico. La banda cayó luego de una investigación judicial pero el viernes se reabrió un capítulo.

El fiscal federal Federico Delgado pidió al juez Sergio Torres incorporar una serie de documentos publicados en el libro Radiografía de la corrupción PRO, a través de los cuales los autores, Julian Maradeo e Ignacio Damiani, reconstruyeron un acuerdo comercial entre la municipalidad de Vicente López y una de las empresas montadas por el cartel de drogas: International Trade and Comerce SA (ITC).

El intendente Macri se presentó la semana pasada ante el juez Torres. Su abogado Ignacio Irurzun, hermano del presidente de la Cámara Federal, Martín Irurzun, pidió al magistrado que se aclare la situación de Jorge Macri en la causa y se determine si está imputado, informaron fuentes de la causa.

 

 

Fuente: Perfil