Mauricio Macri visitó Tucumán en el marco de la gira del "Sí, se puede". En pleno discurso una señora mayor ubicada en primera fila le gritó que la salude por su cumpleaños. Él decidió hacerla subir al escenario y con ayuda de asesores la mujer fue alzada, pero en el medio de la maniobra perdió su zapato: "Ahora sos una cenicienta, ahora tengo una hechicera que es Juliana, y una cenicienta", bromeó el Presidente, antes de cantarle el cumpleaños feliz. La mujer le confesó su amor a Mauricio y arengó al público a gritar "Si se puede". 
 

Juan Amorín on Twitter

 


"Si me metí en política es por y para ustedes, porque creo en ustedes, nos une querer cuidar la democracia, querer vivir en paz, nos une la honestidad, nos une respetar el otro", continuó diciendo el candidato de Juntos por el Cambio, mientras el público le contestó al grito de "Justicia, Justicia". Y expuso algunas de sus (falsas?) promesas de campaña.