Marcos Peña se suma a la lista de los funcionarios que dejarían el país si, como es previsible, el macrismo es derrotado en octubre.

Así como propio Mauricio Macri piensa huir del país hacia un destino europeo si pierde las elecciones, ahora trascendió la versión de que el jefe de Gabinete habría aprovechado el vínculo con el ex embajador de la gestión Obama en la Argentina para pedirle como favor que le consiga un lugar para estudiar en alguna universidad de EEUU.

Según una nota de portal LPO,  Peña le pidió a Noah Mamet, ex representante norteamericano en Argentina, que le gestione una maestría en alguna prestigiosa universidad en Estados Unidos.

"La beca de Peña" sería uno de los temas que más suena por estas horas en el PRO y en la Casa Rosada a la hora de hablar del futuro de las principales figuras del macrismo en caso de que se ratifique el triunfo de Alberto Fernández en las generales del 27 de octubre.

Mamet fue el embajador de la administración de Barack Obama en Buenos Aires durante su presidencia y coincidió un año con la gestión de Macri,. Allí, construyó una buena relación con los funcionarios PRO, entre ellos Peña, que lo llevó casi a militar la causa macrista.

Tanto le gustó la Argentina a Mamet que no se quería volver a Estados Unidos tras el triunfo de Donald Trump a fines de 2016.

Por eso, según el mismo artículo, Peña lo contactó antes de las primarias de agosto para ver si Mamet podía allanarle el camino a una maestría en EEUU. El jefe de Gabinete evaluaba un retiro temporal de la política argentina incluso ante un buen resultado en las PASO,a sabiendas de que en un eventual segundo mandato de Macri se impondría un cambio de piezas importante, y su cabeza es reclamada hace más de un año por los aliados del PRO en Juntos por el Cambio y por diversos sectores del establishment.

Sin embargo, parece ser que la paliza en las primarias sería un incentivo mayor para el funcionario favorito del Presidente, y ahora la urgencia de escapar del país ante el probable triunfo del Frente de Todos es mayor.

Se trataría de un camino similar al planificado por el propio Macri, que piensa en un destino alejado de la Argentina si pierde las elecciones. De hecho, la primera dama, Juliana Awada, viajó recientemente a Madrid, donde con la excusa de ver a Soledad Pastorutti, habría ido a buscar casa. Hace meses que corre el rumor que indica que una de las hijas del presidente ya habría comprado la casa para su padre en la capital española.
 

 

Fuente:Politica Argentina / LPO