A poco más de un mes de las elecciones generales, y tras el contundente triunfo de Alberto Fernández en las PASO, la comparación entre el último mandato de Cristina Fernández de Kircher y los cuatro años de Macri se vuelve imprescindible. Los números son contundentes y señalan que la ex mandataria dejó un país mucho más ordenado que el que dejará Mauricio macri si se confirma el resultado de las primarias. 

En un cuadro realizado por Victoria Giarrizzo para Perfil se ve con claridad la diferencia entre ambos gobiernos, donde Cambiemos está un poco mejor en cuánto a reservas y déficit. Sin embargo, los datos a favor de la gestión peronista son abrumadores. 

Durante su último período, CFK logró que el PBI creciera 1.4% mientras que durante los casi cuatro años de Macri el mismo se derrumbó un 4.3%.

Los números que más duelen: cuando Cristina Kirchner dejó la Casa Rosada el país tenía un 29% de pobreza, un 30.% de inflación y un desempleo que apenas rondaba el 5.9%. Si el mandato del actual jefe de Estado terminara mañana, la pobreza rondaría el 36%, el promedio inflacionario sería del 42.6% y el desempleo superaría los dos dígitos (10.1%). El pontencial es porque en los próximos meses esta estadística probablemente empeore. 

Durante el kirchnerismo hubo fuga de capitales 17.534 millones de dólares, a pesar del fuerte control de capitales que regía. Sin esos controles la fuga se profundizó durante la gestión macrista: ya está en 70.300 millones de dólares y aún quedan 3 meses para el cambio de Gobierno.

El dólar aumentó un 123.2% durante el úlitmo mandato K, mientras que con Macri la devaluación ya está en un 548.6%.

Los únicos números favorables para la gestión de Cambiemos son de déficit fiscal y reservas. El primero está hoy en -5.1%, casi un empate con el -4.7% de CFK, las segundas crecieron más de 24 mil millones de dólares mientras que con Cristina cayeron unos 20 mil millones. 

 

Fuente:Política Argentina