Florencia Casamiquela, excandidata a senadora por el espacio de Florencio Randazzo dio una entrevista a Reporta Caput,  en donde confirmó el acercamiento.

En esa línea, Casamiquela pidió “dejar atrás viejos rencores” y, cercana a la propuesta de la ex presidenta, apostó a la unidad para conformar“ un gran frente nacional en donde no se excluya nadie, y donde la única limitación sea Mauricio Macri”.

“Unidad tiene que ser unidad hasta que duela”, señaló.

En ese sentido, la dirigente señaló que Randazzo está “reflexivo” y “muy expectante”.

"Es el momento de hablar con todos, de sellar viejos rencores y mirar para adelante”, afirmó y aseguró: “Por supuesto que me tomaría un café con Cristina”.

“La unidad no debe ser planteada en términos de seguir a quien tiene mayor cantidad de votos, sino que hay que construir en conjunto con todos los dirigentes, incluida Cristina, un triunfo que nos permita salir de este laberinto”, indicó.

 

Fuente: RadioCaput.com