Kirill Tereshin tiene 25 años y es un luchador de artes marciales mixtas (MMA) al que apodaron “Popeye ruso” por la exuberante proporción de sus brazos. Esta semana, se subió al ring para disputar una pelea donde sus músculos reventaron y todo quedó captado en un video.

Como sus enormes músculos fueron aumentados de manera artificial, terminaron “estallando” como puede apreciarse en el video, que en YouTube ya superó las 316 mil reproducciones. Luego de un duro revés de su contrincante se produjo la grave lesión, que además podría poner en riesgo su salud.

El video viral fue compartido por el propio “Popeye ruso”, quien se subió al octágono para ofrecer un gran espectáculo, como suele hacerlo. Sin embargo, todo cambió y el combate debió ser interrumpido cuando se dio cuenta de que uno de sus brazos había sufrido una suerte de explosión.

Según informó Men’s Health, cuando el “Popeye ruso” se dio cuenta lo que estaba pasando, el joven mostró ante las cámaras cómo había quedado su brazo, que además de hinchado se veía morado y con un orificio.

“Reventé mis músculos durante el combate. Este es el final”, dijo indignado mientras hacía el video. Ocurre que el ruso, ganó popularidad en el mundo entero luego de inyectarse aceite dentro del cuerpo para hipertrofiar sus brazos de manera rápida pero poco aconsejable.

Recordemos que en marzo de este año, había enfrentado una peligrosa cirugía para que no le amputen el brazo. “Mi sistema inmunológico está lidiando con esta inflamación”, dijo en su momento. Kirill se había inyectado 6 litros de vaselina y un equipo de médicos le operó el brazo derecho para retirar tejido muerto y evitar una amputación a futuro.

“Aumenté los brazos cuando tenía 20 años debido a mi propia estupidez. No pensé en las consecuencias”, reconoció el joven al sitio inglés Lad Bible.

Fuente: La 100