El primer ministro de Israel, Naftali Bennet, mantuvo este domingo una reunión de urgencia sobre el caso de la pareja de connacionales, detenida en Turquía y acusada de espionaje.

 

Natalie y Mordi Oknin habían tomado una foto desde el ferry de Estambul de la residencia del Palacio de Dolmabahce, utilizada a veces por el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

Según analistas, el hecho puede derivar en una crisis diplomática entre ambos países ya que, estiman, las detenciones se realizaron por cálculo político.

Bennett conversó con los familiares de la pareja y les explicó que "representantes del más alto nivel se están ocupando del asunto y seguirán actuando para llegar a una rápida solución del caso".

"Son dos ciudadanos inocentes que accidentalmente terminaron en una situación compleja", agregó.

Las autoridades de Israel negaron enérgicamente y en reiteradas oportunidades cualquier conexión de la pareja -oriundos de la ciudad de Modi'ín y ambos conductores de autobús- con agencias de inteligencia.

El canciller israelí, Yair Lapid, y el presidente, Isaac Herzog, también trabajan para lograr una resolución.

Un tribunal turco extendió la custodia de la pareja por otros 20 días.

El sábado arribó a Estambul el abogado de la pareja para ofrecerle asistencia legal.

El consulado israelí en la ciudad todavía no tuvo acceso a los detenidos, informó este domingo Canal 12 de Israel.

Fuente: El Destape