El escándalo de contagios en la sucursal de Coto de Lanús (Provincia de Buenos Aires) dio lugar a dos hechos que se han viralizado en las redes sociales, que ponen de manifiesto la situación que atraviesan los trabajadores en general, y en particular los de Comercio.

Por un lado, las denuncias de trabajadores de la sucursal, que han sido derivados al Hotel de la Provincias que depende del Sindicato de Comercio, y llevan al momento de escribir esta nota dos días en la sala de espera sin que les designen camas, durmiendo en el piso o en las sillas como se ve en el video, sin que les garanticen la alimentación, ni la atención médica elemental.

La ART “Prevención”  y la obra social Osecac a la que están afiliados, se pasan la bola, sin brindar la atención que requieren estos trabajadores contagiados de Covid-19. Lejos está el gobierno de tener un control de esta situación.

Por otra parte, se viralizó un video en el que aparece Eduardo Búfalo, mano derecha de Alfredo Coto, amenazando para evitar que se clausure la sucursal. Finalmente logró su cometido hasta el momento, ya que el municipio solo clausuró el sector carnicería y producción, dejando el mercado abierto. Siendo Día del Padre, el intendente Néstor Grindetti no quiso evidentemente priorizar la salud de trabajadores y vecinos por sobre las ventas jugosas del hipermercado.

 

Coto amenaza y vence la clausura

La expansión del virus en las últimas semanas tiene como principales responsables a los gobiernos nacional, provincial y municipales, que han dado vía libre para la reapertura de miles de fábricas y lugares de trabajo, sin garantizar las condiciones sanitarias ni tomar las medidas necesarias frente al surgimiento de focos de contagio. Tampoco han preparado el sistema de salud para afrontar el alza de la pandemia, como se puede ver en el trato que reciben los trabajadores de Coto en el Hotel de las Provincias.

Se habla de al menos 10 contagios en Coto Lanús, pero con el encubrimiento de la empresa y sin ninguna comunicación oficial del municipio, hay que suponer muchos más. Por ello se precisan medidas gremiales inmediatas, por el licenciamiento de todo el personal de Coto Lanús, y el testeo a todos ellos; y por el pago íntegro a todos los trabajadores, incluidos quienes son factor de riesgo (que hasta el momento sufren descuentos del 25 al 30%,) y por el pago del bono en efectivo. Que se conformen comisiones de higiene en cada sector, para colocar como prioridad la salud de los trabajadores, y elaboren un protocolo obrero que garantice la distancia social en el lugar de trabajo, y las medidas sanitarias.

Fuente: Prensa obrera