Este miércoles a las 12 del mediodía, finalizó la subasta por la mítica camiseta que utilizó Diego Maradona en 1986 con la Selección Argentina. La puja por la joya del diez contó con casi diez ofertas en los últimos cinco minutos. Finalmente, la emblemática casaca se vendió por casi 9 millones de dólares.

La camiseta subastada pertenece a la que utilizó Diego Maradona frente a Inglaterra en el Mundial de México en 1986, donde metió dos goles. Así, tras dos semanas de espera para los interesados en la compra de la casaca del astro del fútbol, la camiseta se vendió por 7.142.500 libras esterlinas, casi 9 millones de dólares.

La subasta finalizó este mediodía.

Al momento, se desconoce la identidad del hombre que se quedó con la camiseta de Diego. Sin embargo, confirmaron que se trataría de un emisario de Medio Oriente. En contraparte, el coleccionista argentino Marcelo Ordas, volvió con las manos vacías desde Londres.

Por otro lado, cabe distinguir que la cifra que alcanzó la subasta por la casaca del exfutbolista marcó un impactante récord, ya que se posiciona como la venta más cara de un artículo deportivo. En segundo lugar, quedó la camiseta de Babe Ruth, la cual se vendió por unos 5 millones de dólares en 2019.

La camiseta subastada sería la misma con la que Diego le habría hecho dos goles a Inglaterra.

El lamento de Marcelo Ordas, el coleccionista argentino que no consiguió la camiseta de Maradona

Marcelo se dirigió a Londres con la esperanza intacta de obtener la mítica camiseta del diez. En diálogo con TyC Sports, el coleccionista expresó entre lágrimas: "Pensamos que podríamos lograr repatriar esta reliquia para compartirla con todos los argentinos. Pero una oferta de medio oriente llegó a último momento y nos sacó la ilusión”.

Asimismo, Ordas indicó que junto a "mucha gente que ayudó de Argentina", logró ofertar 5.5 millones de libras esterlinas. Sin embargo, tal como lo señaló anteriormente, la oferta a último minuto de un emisario de Medio Oriente le arrebató la ilusión.

La camiseta quedó a manos de un comprador de Medio Oriente.

En este aspecto, Marcelo lamentó: "Muchos empresarios desde el anonimato y por sobre todo el presidente de la AFA (Claudio Tapia), que estuvo todo el tiempo con nosotros pero de manera personal, no como presidente”. Sin consuelo, concluyó: “Hicimos un esfuerzo muy grande”.

Fuente: Minuto AR