La AFIP y los ministerios de Agricultura y Transporte anunciaron la implementación de la carta de porte electrónica para derivados agrarios, documentación que será necesaria para trasladar aceites, harinas y alimento balanceado, entre otros productos. Se trata de una medida que apunta a reducir la evasión impositiva.

La herramienta -que ya se utiliza para el traslado de granos- busca detectar movimientos no registrados y así limitar operaciones irregulares en las rutas de todo el país. Los cambios entrarán en vigencia el 15 de diciembre y serán de aplicación obligatoria a partir del 1 de marzo de 2023, para "transparentar la actividad, simplificar trámites para los distintos actores y mejorar la fiscalización del sector", señaló el comunicado.
 

La extensión de uso obligatorio para el traslado de productos derivados de los granos fue anunciada en un encuentro llevado a cabo hoy en el que participaron la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont; el ministro de Transporte, Alexis Guerrera; el ministro de Agricultura, Julián Domínguez; y el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández.

"La digitalización de la documentación utilizada para trasladar granos y derivados nos permite atacar maniobras de evasión y garantizar el financiamiento genuino para las políticas públicas", sostuvo Marcó del Pont durante la reunión realizada en la sede de la AFIP. Guerrera, por su parte, sostuvo que "la extensión de la herramienta no solo mejora la coordinación entre las distintas áreas y optimiza los controles sino que agiliza la operatoria en todos los eslabones de la cadena".

En tanto, Fernández ponderó que "la carta de porte electrónica es una herramienta que nos permite ubicar a nuestras fuerzas en los puntos clave para realizar controles y desarticular posibles maniobras de comercialización irregular y contrabando".

A qué apunta la digitalización

La digitalización de la documentación necesaria para trasladar granos y sus derivados es un proceso iniciado el año pasado con la implementación de la carta de porte. El reemplazo de los formularios en formato papel reduce la posibilidad de realizar maniobras de evasión al tiempo que mejora la trazabilidad y fiscalización del sector.

La implementación de la carta de porte electrónica para los derivados de granos será acompañada con una adecuación del Sistema de Información Simplificado Agrícola (SISA) para facilitar los trámites de solicitud y emisión de la documentación a cargo de los distintos eslabones de la cadena.

Como ya sucede con los granos, el proceso de solicitud, carga y emisión del comprobante para el traslado de harinas, aceites y alimentos balanceados, entre otros productos, se hará online en un solo paso y en una misma aplicación. Las cartas de porte electrónicas no son reutilizables y cuentan con un código de barras y código QR que permite visualizar los datos de origen y destino de la carga, fundamentales para los controles en ruta que realizan las distintas fuerzas de seguridad, informó la AFIP en un comunicado.

Fuente: El Destape