Tras la propuesta que presentó el diputado del Frente de Todos Máximo Kirchner de que se adelanten las cuota del Salario Mínimo Vital y Móvil, el Gobierno tomará la decisión de adelantar el pago de las cuotas para acelerar el impacto de bolsillo del 45% acordado en marzo, mientras analiza una convocatoria exprés del Consejo del Salario para estirar el ajuste anual hasta un valor más cercano al 60% de cierre de las últimas paritarias.

Según precisó el portal Ámbito, los detalles comenzarán a definirse entre los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Trabajo, Claudio Moroni. De concretarse el plan, el piso salarial que impacta en unos 300 mil trabajadores formales sin convenios colectivos, así como en la prestación por desempleo pero, sobre todo, en el valor de los planes sociales, llegaría en lo inmediato a su meta de 47.850 pesos que por ahora está prevista para diciembre. 

Y el incremento adicional podría llevarlo a cerca de 53 mil pesos. En Economía ratificaron anoche que la variable, así como los ingresos de trabajadores y jubilados, deberá imponerse a la inflación y actualizarse de inmediato en caso contrario.

Del acuerdo de marzo se ejecutó hasta el momento el primer aumento de 18% y restan hasta fin de año tres tramos más por un total de 27%.

Desde el Ministerio de Economía ratificaron anoche que la variable, así como los ingresos de trabajadores y jubilados, deberá imponerse a la inflación y actualizarse de inmediato en caso contrario. Además, en varias áreas del gabinete económico confirmaron que estaba virtualmente resuelto y que sólo restaba el detalle de la medida y sus alcances. 

Se espera en en el corto plazo, el Gobierno firme la resolución que adelante el pago de las cuotas restantes del salario mínimo, mientras que en paralelo se prevé convocar al Consejo del Salario para plantear un nuevo aumento salarial o bien habilitar una decisión unilateral de la cartera laboral como capitana del órgano.

Fuente: C5N