Este martes, comienzan los nuevos rastrillajes para dar con el paradero de Guadalupe Lucero, la menor que desaparecida desde el pasado 14 de junio en el barrio 544 viviendas de San Luis. Alrededor de las 10: 30 hs; centenares de agentes de la Policía Federal Argentina y Gendarmería , comienzan el operativo. Los detalles de la búsqueda y la pista de la carta. 

Según explicaron fuentes judiciales, trabajarán alrededor de 400 efectivos, de los cuales 100 pertenecen a la fuerza especializada en búsqueda de personas para hacer un operativo exhaustivo. El recorrido se hará sin máquinas y con un recorrido a pie, en un descampado de 60 hectáreas. Se espera que la tarea comience hoy y se extienda hasta el viernes próximo. 

En esta nueva etapa comenzó a cobrar fuerzas la hipótesis de que la menor pudo haber tenido un accidente mientras jugaba a las escondidas con una amiga en el frente de la casa de su tía. Los investigadores creen que pueden encontrar algo en el predio donde se harán los recorridos impulsados por la Justicia Federal.

Si bien la investigación comenzó comandada por la Justicia de San Luis, desde septiembre del año pasado se trasladó al ámbito federal.  Hoy, la investigación es encabezada por el fiscal de San Luis Cristian Rachid, junto con los fiscales Marcelo Colombo y María Alejandra Mángano, titulares de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), y Leonel Gómez Barbella, al frente de las fiscalías nacionales en lo Criminal y Correccional Nº 8 y Nº 3. 

La pista de la carta

Por otro lado, días atrás la madre de Guadalupe Lucero contó en sus redes que recibió una carta com datos sobre la menor. En su cuenta de Facebook, Yamila Cialone, enfatizó que la menor podría estar en la localidad puntana de Anchorena y que tienen la intención de ir a buscarla. 

“Ayer 14 (jueves) recibí de nuevo otra carta por Correo Argentino, es la tercera que llega a mi domicilio…. Dicha carta viene desde Bahía Blanca, la cual menciona una dirección de Anchorena, San Luis”, explicó. Además, precisó que los datos fueron elevados a la Policía Federal para sumar a la investigación.

Fuente: El Intransigente