Una clienta de KFC denunció que hizo un pedido con envío a domicilio a la popular cadena de comidas rápidas KFC y le llegó, pero con un extra que no se esperaba: una cabeza de pollo rebozada y frita. 

NOOOO, QUÉ ASCO: Pidió alitas fritas en KFC y le vino "de regalo" una cabeza de pollo

Ocurrió en Twickenham, Gran Bretaña, donde la clienta afectada publicó su denuncia a través de TakeAwayTrauma, cuenta que funciona en las redes de Instagram y Twitter, y que se dedica a publicar quejas de quienes piden comida a domicilio y no la pasan bien con el servicio.

En la publicación podía verse la aseveración de la clienta de KFC y también una foto que mostraba la cabeza rebozada y frita del malogrado pollo.

"Encontré una cabeza de pollo frito en mi cubo de alitas. Dejé el resto de la comida, urgh", publicó.

Tras la viralización del caso, KFC se hizo eco y aceptó la posibilidad de que la denuncia sea cierta. "Estamos realmente sorprendidos por esta foto. Desde que Gabrielle (la clienta) se puso en contacto hemos estado investigando cómo sucedió", afirmaron.

"Servimos pollo real, y estamos orgullosos de eso, pero esto claramente se ha escapado de los estrictos procesos y controles establecidos con nuestros proveedores, socios y equipos, que preparan todo recién hecho en nuestros restaurantes", añadieron.

Fuente: Infonews