Gendarmería Nacional detectó el martes, a través del Sistema Tecnológico de Vigilancia Inteligente de Frontera (SITEVIF), el cruce de una balsa del tipo gomón que intentaba cruzar el Río Bermejo trasladando una Ford EcoSport Titanium, desde Bolivia a suelo argentino.

Ante la presencia de los uniformados del Escuadrón 20 "Orán", quienes iban junto al vehículo se lanzaron al río y nadaron hasta la costa boliviana para darse a la fuga, abandonando la balsa.

La sorpresa de lo gendarmes fue aún mayor cuando abordaron la precaria embarcación y corroboraron que en su interior se encontraban una mujer y un menor. Según El Triubuno, fuentes señalaron que la mujer es de nacionalidad boliviana, tiene residencia en Salta, que el mejor sería su hijo, y que dijo ser la dueña del rodado.

Intervino en el hecho la Fiscalía Descentralizada de Tartagal que dispuso la inspección del SUV con el soporte tecnológico del escáner de AFIP-DGA y su posterior secuestro. Al mismo tiempo la propietaria del vehículo quedó vinculada a la causa, sospechada de haber cometido una infracción a la Ley 22.415 "Código Aduanero".

El contrabando de diferente tipo de mercaderías es algo habitual en la zona pero la utilización de un gomón de estas características para llevar un auto, con el peligro que conlleva, deja en evidencia que los delincuentes se perfeccionan cada vez más.

Fuente: Diario Popular