La relación entre les docentes y el jefe de Gobierno de la Ciudad vine siendo tensa, aunque esto no es una novedad. Les docentes fueron uno de los sectores -junto a estatales y trabajadores del subte- que estuvieron en la calle desde el primer día en el que el macrismo atentó contra los derechos no solo de les trabajadores, sino de les pibes y los sectores populares.

La discusión salarial a comienzos de año no dejó conforme a la docencia pero, ante la falta de paritarias, el Ministerio de Educación resolvió con la firma de unos pocos sectores -que no representan a la mayoría- un esquema de aumentos que terminaba con una última cuota que debía pagarse con los sueldos del mes de julio.

En este último tramo correspondía cobrar un escaso 7% de aumento, lo que significaban $2000 en promedio. El viernes 18, el Ministerio convocó a los sindicatos docentes para anunciarles que no se iba a pagar este tramo debido a la emergencia económica y sanitaria.

Es necesario recordar que cuando la banca de Vamos Juntos aprobó la Ley de Emergencia, se excluyó el pago escalonado de salarios, así como se explicitó que se respetarían los acuerdos paritarios ya firmados.

El último día antes del receso escolar, la ministra de la cartera, Soledad Acuña, envió un mensaje en el que saludaba a la comunidad educativa y reconocía el enorme esfuerzo que habían realizado les docentes en esta nueva modalidad. Esto fue tomado como una provocación por la docencia.

A este reclamo se suma el pago escalonado del aguinaldo en la ciudad más rica del país. Para les trabajadores la decisión del cobro en cuotas del aguinaldo es un retroceso en sus derechos y fue cuestionado por los sindicatos, pero a diferencia de Nación y de otras jurisdicciones, los docentes con sueldos más altos recién cobrarán el aguinaldo el 15 de agosto. Hasta el momento no cobraron ni un peso.

Otro de los temas por los que los sindicatos docentes convocaron a un cese de tareas es por la falta de conectividad y de computadoras, tanto para docentes como para les alumnes.

El Ministerio de Educación sigue sin respetar el fallo del Juez Gallardo.  A comienzos de junio, el jurista Roberto Gallardo del Juzgado N° 2 en lo Contencioso Administrativo y Tributario dispuso, entre otras cosas, que el Gobierno de la Ciudad debía entregar en un plazo de 5 días una computadora, netbook o tablet a cada estudiante que se encuentre en situación de vulnerabilidad social de las escuelas de gestión pública y de gestión privada con cuota cero. También debía instalar en la totalidad de las villas de la CABA equipos tecnológicos de transmisión de internet inalámbrica.

El gobierno de la Ciudad apeló la medida y recusó al juez pero la Cámara ratificó a Gallardo y su fallo.

Ante el incumplimiento del gobierno, desde el juzgado se abrió un padrón judicial para que cada estudiante o familias en situación de vulnerabilidad  que demuestre con algún plan o asignación, o con la comprobación de vivir en una villa o barrio carenciado, se inscriban en el registro y le permita al juez reclamar el dispositivo al gobierno de Larreta.

Desde la Unión de Trabajadores de la Educación, comenzaron una campaña para que desde las escuelas se ayude a las familias a inscribirse en el registro, o inscriban a les alumnes “con necesidades informáticas insatisfechas”.

 

Consultada Angélica Graciano, secretaria General de UTE, por los principales motivos del cese de tareas del 2, 4 y 5 de agosto, declaró: “Fundamentalmente es por el incumplimiento de la última cuota del aumento salarial pactado por el Ministerio de Educación. Pero también por el aguinaldo en cuotas, por la falta de conectividad  y la no entrega de una tarjeta alimentaria para evitar más contagios en las familias que deben concurrir a las escuelas y hacer largas filas cada 15 días para retirar los bolsones de comida”.

Fuente: Periodismo popular