La historia de Luciano Cáceres estaba destinada a tener un vínculo íntimo con el escenario: sus padres lo concibieron en un teatro. Una historia de romances prohibidos, misterios que se fueron develando con el paso del tiempo y, por sobre todas las cosas, mucho amor.

Su madre estaba casada con un ingeniero. Después de nueve años de intentarlo, no podía quedar embarazada. El padre de Luciano no fue aquel hombre, sino un actor y director que vivió durante un tiempo en un teatro de la calle Rincón, del barrio porteño de Monserrat. Tenía dos hijas mujeres y un varón.

Un día, la madre de Luciano fue a ese teatro y lo conoció. El propio actor dio más detalles en una conmovedora entrevista que brindó a la periodista Barbi Cabo a través de una transmisión en vivo desde su cuenta en Instagram (@barbi_cabo). “Yo fui concebido en un escenario. Mi papá vivía en el teatro y estaba casado con la mamá de mi hermano más grande, que ya falleció. Mi madre estaba casada con un ingeniero 20 años más joven que mi padre, pero un día pasó por ese teatro y se ve que no solo vio una obra, sino que también pasó por los colchones que mi papá ponía arriba del escenario, y quedó embarazada. Terrible historia: yo nací fruto de un amor prohibido”, comenzó con su relato.

Según su testimonio, su madre dejó a su marido para irse con el hombre del teatro. Pero el ingeniero, que estaba casado con ella y tenía la libreta de matrimonio, decidió de todas formas anotar a Luciano como hijo propio en el partido de General Rodríguez, de donde él era oriundo.

“Entonces, lo que hizo mi viejo fue ir con un partero amigo a General Rodríguez para anotarme el día de mi nacimiento, obviamente, como hijo de él, que es lo que soy, probado y demostrado porque hasta me tuve que hacer un ADN para que no haya ningún tipo de dudas. Lo hice por una cuestión mía: mi interés siempre fue ir en busca de la verdad, así que no dudé ni un segundo. Pedí hacerme un ADN y así fue se demostró que soy el hijo de mi padre, quien me crió. Mis padres se amaron desde el primer momento y estuvieron juntos hasta que murieron. Era un amor hermoso y potente. Para mí, un ejemplo muy groso de lo que es el amor”, contó Luciano, visiblemente emocionado.

Fue a raíz de toda esta reconstrucción de sus orígenes que hace tan solo un año pudo confirmar que no nació en General Rodríguez, tal como indicaba su partida de nacimiento, sino en Buenos Aires, donde vivía su padre.

Desde que comenzó la cuarentena obligatoria en la Argentina, Luciano se ha mantenido bastante alejado de los medios y la exposición pública. Tan solo apareció en una ocasión para participar de una iniciativa de la ONG Somos Miles para oponerse, junto a otros famosos, al acuerdo porcino con China; y en otra, para contar una divertida anécdota que involucra a Michael Douglas.

“Tengo un premio internacional, el del Festival de Milán, que gané por la película Gato Negro. Estaba nominado con Michael Douglas. O sea, acá perdí un Martín Fierro con Juan Darthés y allá se lo gane a Michael Douglas. Tengo un premio muy lindo afuera, pero no tengo el Martín Fierro de acá, es muy terrible”, reveló, en una charla con el programa Estelita en casa.

Fuente: Teleshow