Enfermeros perdieron a un paciente en pleno centro de Bariloche cuando se abrieron las puertas de la ambulancia que manejaban y la camilla salió rodando. “Cuando cayó, no se dieron cuenta de lo ocurrido -afirmó un testigo-. La camilla literalmente se iba a estampar contra otro auto”. Fue gracias a los gritos de peatones y otros automovilistas que los conductores de la ambulancia se dieron cuenta de lo sucedido.

“Se le abrieron las puertas a la ambulancia. En la parte de atrás solamente iba el paciente en la camilla y la señora. Exactamente en Sobral y Onelli, al doblar en dirección a Elordi, fue donde perdieron al paciente. Se les cayó con camilla y todo a la calle”, contó un testigo a una radio local.

Según el relato, los enfermeros no se habían dado cuenta de que les faltaba el paciente y avanzaron más de media cuadra con las puertas de las ambulancias abiertas y la camilla en plena calle. Los gritos de los vecinos los alertaron de lo que había pasado, frenaron el vehículo y retrocedieron para buscar al paciente.

“Actuaron rápido. Los enfermeros lo cargaron enseguida y se fueron. Había mucha gente alrededor -dijo el testigo-. Cuando cayó el paciente, ellos no se dieron cuenta de lo ocurrido. Hicieron más de media cuadra y ahí se dieron cuenta debido a la gran cantidad de gente que se reunió. Además un hombre frenó en la mitad de la calle. Frenó el auto y salió corriendo. La camilla literalmente se iba a estampar contra otro auto”.

Fuente: Pagina12